Destinatarios

IMG_20180623_113003

El proyecto está destinado a niños y niñas desde los 4 años hasta los 14 que hayan experimentado que no avanzan en la escuela: rinden muchas materias, ya están cursando un grado avanzado y aún no están alfabetizados, tienen dificultades con alguna materia en particular, no logran estudiar ciencias, les cuestan los problemas matemáticos, tienen dificultades para integrarse con sus pares o les cuesta el desarrollo de la autonomía.

¿Cuándo asistir?

En qué situaciones debería un niño o niña asistir al Proyecto ASI En situaciones donde los niños o niñas les cueste avanzar en aprendizajes de disciplinas básicas como Lengua, Matemática o Ciencias.

Si en Ciencias les cuesta estudiar, en Lengua, cuesta que lean y comprendan textos o en Matemáticas la resolución de problemas, estas son las situaciones específicas que abordamos.

Si está cursando algún grado de la escolaridad primaria o secundaria y aún no aprendió a leer y a escribir a pesar de que intentaron enseñarle de distintas maneras, este también es el espacio ideal para ellos.

Si tiene dificultades para ser autónomo, hacer las cosas solos o para relacionarse con los demás, también podemos ayudarlo a desarrollar herramientas.

¿Por qué es necesario este proyecto?

Porque muchas veces las estrategias que se desarrollan en diferentes circuitos y sistemas educativos son las mismas para aprendizajes y tiempos diferentes y porque hay intereses que hoy tienen los niños y niñas que no se contemplan en muchos espacios educativos.

Es necesario plantear propuestas diferenciadas de acuerdo a lo que se han dado en llamar “estilos de aprendizaje”. En este proyecto, a través del aprendizaje con otros, incorporando las TIC y metodología basada en juegos, proyectos y diferentes estímulos.

¿Cómo saber si necesita participar del ASI?

Si sentís que a tu niño o niña no le interesa o le gusta ir a la escuela, que no podés ayudarlo a avanzar en sus aprendizajes, que le va mal en la escuela o que no le gusta lo que tiene que ver con lo escolar y ya intentaste varias cosas para que haga los deberes, te haga caso o estudie pero no tuviste éxito. Además, cada vez que lo enviaste a un especialista te dijo que no veía problemas o trastornos de aprendizaje específico.

Si sentís que a tu niño o niña le interesan otras cosas como juegos, video juegos, leer (pero no manuales escolares) entre otras.

Si tiene sobreedad y no alcanzó la lectura y la escritura, sólo copia pero no entiende lo que copia ni puede escribir solo textos o palabras con sentido. Si te dijeron en la escuela que está en “riesgo pedagógico”