Inclubots: los robots salieron a cielo abierto

El sábado 23 de Junio se realizó la primera edición de Inclubots: Minihackers a cielo abierto, una propuesta de Fundación REDES.

Una de las propuestas que Fundación Redes viene trabajando desde este año es la realización de talleres de programación y construcción de robots dirigido a los más pequeños. La idea se basa en acercar las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) a los niños y niñas y hacerlo de una manera entretenida y educativa.

Como resultado de este taller, se organizó un encuentro en la Plazoleta Tercer Centenario, que dio inicio a las 10 de la mañana. Se realizaron juegos, como la búsqueda del tesoro utilizando códigos QR y dispositivos tecnológicos para poder visualizar el contenido multimedia. Además, los chicos y chicas, pudieron mostrar sus propios robots, donde explicaron cómo los realizaron y los materiales reciclables que emplearon.

 

Ya al final de la jornada, todos los asistentes pudieron sacarse su foto en la cabina que Fundación Redes puso a disposición. Acompañando, se hallaban padres y voluntarios de la fundación, quienes participaron junto a los chicos en las actividades que se llevaron a cabo.

Testimonios

Gastón Pérez, voluntario docente de Fundación REDES, se refirió al encuentro y señaló que “fue algo muy importante, tanto para la fundación y para los niños y niñas que asistieron al taller de robótica, pues significó llevar la programación y la robótica a los barrios”. En este sentido, Gastón indicó que esto implicó “convertirlo en un espacio para compartir experiencias y aprendizajes de un modo muy diferente al que se realiza en otros lugares. Fue un orgullo para ellos mostrar y exponer sus propios trabajos de robots caseros porque muchos chicos del barrio que no participaron del taller fueron a mirar y se asombraron con las cosas que hicieron niños y niñas de su misma edad”.

En cuanto al espacio físico en el que e realizó el evento, expresó que “el hecho de sentarnos en una plaza y compartir juegos con los chicos representa también una experiencia de aprendizaje muy buena para que se vaya ampliando y distribuyendo en todos los barrios y que los chicos puedan compartir esas experiencias de una manera muy social”.

Al ser consultado por los espacios de talleres de la fundación, indicó que “queda demostrado una vez más que la creatividad de los niños y niñas es muy importante. Es importante buscar la forma de estimular eso para que siempre encuentren una forma nueva de resolver situaciones. Ya que a través de estas experiencias de aprendizaje relacionadas con la vida cotidiana pueden desarrollar competencias mucho más completas que las que pueden llegar a tener en una institución educativa.

Por su parte, Maitena Barberis, docente voluntaria de la fundación, expresó que “la experiencia del sábado fue más que positiva, ya que no fue solo mostrar lo que hicimos en el taller. Fue divertirnos, pasar un hermoso momento trabajando en equipo. Un equipo que se formó de manera espontánea junto a los adultos que nos visitaron”. Y concluyó: “mientras los chicos y chicas jugaban o mostraban lo que habían hecho en el taller, pensaba que me encantaría que en las escuelas y colegios se pudieran vivir más experiencias así, de trabajo en equipo, de gente pasándola bien y disfrutando, de alegría por enseñar y aprender”.

Portada » Noticias » Inclubots: los robots salieron a cielo abierto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.